13.nov.2011 / 05:20 am / Haga un comentario

El presidente de la República, Hugo Chávez Frías, promulgó este sábado la Ley para la Regularización y Control de los Arrendamientos de Vivienda, primer instrumento legal surgido por iniciativa popular, como resultado de los primeros pasos del pueblo legislador.

El acto fue celebrado en el Teatro Nacional de Caracas, donde el Jefe de Estado estuvo acompañado por el presidente de la Asamblea Nacional, Fernando Soto Rojas; el titular de la Comisión Permanente de Administración y Servicios del Parlamento, diputado Diosdado Cabello, y voceros de la Asociación de Inquilinos Bolivarianos y de la Red Metropolitana de Inquilinos, entre otras personalidades.

Rigel Sergent, vocero del Movimiento de Pobladores, recalcó en el acto que la ley es resultado de las luchas que emprendió el pueblo por un sistema de arrendamiento digno, así como contra el latifundio urbano propio del sistema capitalista que hace de la vivienda un negocio.

El instrumento, aprobado el jueves pasado por la Asamblea Nacional, está respaldado por más de 413.000 firmas recolectadas en todo el territorio nacional en más de 1.150 asambleas populares, y es así como surgió al amparo del artículo 204 de la Constitución, que establece la posibilidad del proceso de formación de leyes a partir de una propuesta procedente de los sectores del pueblo.

Establece el régimen especial de arrendamiento de inmuebles como un sistema integrado, que protege tanto al arrendador como al arrendatario. De acuerdo con su articulado, el Estado promoverá y protegerá el arrendamiento responsable de viviendas, pensiones, residencias o habitaciones.

Prevé, además, crear una Superintendencia Nacional de Arrendamiento de Viviendas, que formará parte de la estructura del Ministerio para la Vivienda y Hábitat y será la entidad encargada de aplicar la normativa.

Para este nuevo organismo, el presidente Chávez designó este sábado a Carmen Cecilia Morantes.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.