18.dic.2011 / 10:12 am / Haga un comentario

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, exclamó este sábado, frente al sarcófago del Libertador Simón Bolívar, que hoy en día no sólo se ha constatado que efectivamente reposan en Caracas los restos del padre de la Patria en el Panteón Nacional, sino que el prócer “vive y vivirá para siempre en nosotros, en nuestro pueblo”.

Chávez encabezó este sábado la colocación de una ofrenda floral a los pies del sarcófago de Bolívar, al conmemorarse 181 años de su fallecimiento.

El primer mandatario, emocionado, señaló que este día y el Panteón son fecha y lugar propicios para reflexionar sobre la espiritualidad bolivariana, la misma que, tal como dijo, lo llevó a plantearse la duda de si realmente los restos que están en el Panteón correspondían a los del caraqueño ilustre.

Recordó sus primeros años como cadete, hace 40 años, cuando debió montar guardia en el Panteón Nacional.

“Fue un brote portentoso de espiritualidad lo que brotó en mi alma” al plantearse la interrogante, reveló Chávez. “40 años después siento mi alma liberada como hijo de Bolívar porque sabemos ahora y sin duda de ningún tipo y para siempre que estás aquí, padre, que estás aquí con nosotros. No hay ninguna duda de que eres tú”, manifestó.

El año pasado, una comisión de científicos exhumó y analizó los restos de Bolívar, a fin de determinar con precisión que correspondían al padre de la patria, así como las causas exactas de su muerte.

Agradeció al vicepresidente, Elías Jaua, y a todos los que participaron “con gran espiritualidad y profesionalismo” en la develación de la verdad sobre los restos del Libertador.

El primer mandatario señaló, además, que la última proclama del Libertador, leída en el evento por la campeona mundial de kárate do Yoana Sánchez, es todo un mensaje eterno de lo que el autor brasileño Marcelo Barros llama La Espiritualidad Bolivariana.

Expresó que comparte la tesis de que para comprender el proceso revolucionario vigente en Venezuela es necesario hurgar en esa espiritualidad bolivariana, que comparó con la misma espiritualidad cristiana.

Bicentenario en 2030

El Presidente llamó al pueblo a conmemorar en 2030 el bicentenario de la muerte del Libertador: “Aquí estaremos en el 2030 delante de ti, padre Bolívar, en los 200 años de tu inmortalidad y de tu última proclama, a los 200 años de tu transformación en colectivo, en un pueblo, en un desafío, en un rumbo y en una batalla sin fin”.

Asimismo, Chávez señaló que 2012 será otro año de grandes batallas y avances en la construcción de la revolución bolivariana socialista y humanista, con la victoria en los próximos comicios presidenciales.

Destacó que está en construcción en Venezuela la patria que se disolvió tras la muerte del Libertador. “Con las armas de la República y del conocimiento, la moral y la espiritualidad bolivariana, y la más poderosa, que es un pueblo consciente, hoy estamos construyendo de nuevo la patria que se había disuelto”.

El presidente Chávez también ratificó su creencia de que Bolívar no murió de tuberculosos sino que lo asesinaron.

En julio, cuando la Comisión Presidencial para la investigación científica e histórica sobre el fallecimiento de Bolívar presentó los resultados de los estudios que iniciaron un año antes para determinar las causas reales de la muerte del Libertador, el vicepresidente, Elías Jaua, señaló que las indagaciones continuarían, por cuanto hasta ese momento no habían obtenido datos que apuntaran de forma definitiva que la causa principal del fallecimiento fuera la tuberculosis.

Expresó en ese momento que estaba abierta la posibilidad de envenenamiento o intoxicación no intencional, pues encontraron rastros de componentes tóxicos que pudieran haber acelerado la muerte del prócer, incluyendo arsénico y sustancias arsenicales como la cantaridina, presentes en los medicamentos consumidos por Bolívar.

Leyendo al Gabo

La parte final del discurso del presidente Chávez incluyó la lectura de las últimas páginas de la novela
El General en su laberinto, del escritor colombiano y premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. Esta obra histórica recrea los últimos días de Bolívar.

Chávez reveló durante la lectura una frase que apuntó al margen de la página el 28 de diciembre de 1990, a la 1:30 de la madrugada, a partir del diálogo del Libertador: “Con estos ojos no me muero”. El Presidente acotó: “El comandante Hugo Chávez escribió ese día: no murieron, mi general, están velando simplemente”.

El primer mandatario cerró su discurso exclamando: “Viva Bolívar para siempre, viva la patria socialista, viva Venezuela, viva Simón Bolívar”.

El acto concluyó con el tema Somos mucho más que dos, del uruguayo Mario Benedetti, entonado por Antonieta Peña.

A su salida del acto, que se extendió por unas dos horas, Chávez se encontró con un dúo de raperos llamados Campesinos Rap, que cantaron con este ritmo urbano temas de inspiración llanera. Incluso, el jefe de Estado se atrevió a rapear parte del joropo venezolano Fiesta en Elorza.

Antes de retirarse en su vehículo oficial, el Presidente se detuvo unos minutos a saludar, conversar y estrechar la mano del pueblo que se agolpó en los alrededores del Panteón este 17 de diciembre.

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.