12.abr.2012 / 05:29 pm / Haga un comentario

El presidente Hugo Chávez agradeció al pueblo venezolano que acudió el 13 de abril de 2002, al Palacio de Miraflores, para pedir su retorno al Gobierno, luego del golpe de Estado perpetrado por la derecha venezolana que instauró el gobierno de facto de Pedro Carmona Estanga por espacio de 48 horas.

“Un reconocimiento a quienes dieron su vida para salvar la vida de este soldado”, dijo Chávez, quien participó en una tertulia con algunos amigos y funcionarios de Gobierno que vivieron los días del golpe de abril de 2002.

Coincidió con el periodista José Vicente Rangel, quien manifestó que el primer plan de la derecha era asesinarlo para sacarlo del juego político. “Ese primer plan falló gracias al pueblo que -sin armas- se vino para acá”, comentó.

Destacó que con la reversión del golpe de Estado de abril de 2002, se logró la ecuación perfecta liderada por la unión cívico-militar.

“El imperio y la burguesía en el 2002, lograron que se conjugara la ecuación perfecta: La unión cívico-militar y es lo que pasaría de nuevo”, reiteró en un conversatorio que fue transmitido en cadena nacional de radio y televisión desde el Palacio de Miraflores, en Caracas.

El 11 de abril de 2002, hace 10 años, un grupo de venezolanos fue asesinado por francotiradores de la Policía Metropolitana que se apostaron en las inmediaciones de Puente Llaguno, en Caracas, a donde llegó una marcha convocada por la derecha y que desencadenó en un golpe de Estado contra el presidente legítimamente constituido.

La represión del gobierno de facto de Pedro Carmona Estanga también se desató al día siguiente, cuando ya el pueblo comenzaba a organizarse para restituir en su cargo al presidente Chávez, lo que se logró el 13 de abril.

El Jefe de Estado, además, explicó en la rebelión popular de El Caracazo (febrero de 1989) el pueblo salió solo a las calles, sin armas y sin liderazgo, por lo que fue masacrado.

El estallido social ocurrido en Venezuela el 27 de febrero de 1989, conocido como “El Caracazo”, fue una respuesta popular ante la puesta en marcha de las medidas anunciadas, las cuales, recomendadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), produjeron una elevación abrupta en los precios del transporte y los alimentos.

Asimismo, Chávez añadió que situación similar se vivió en el levantamiento militar del 4 de febrero de 1992. “El 4 de febrero de 1992, salió la juventud de vanguardia armada, pero sin pueblo. Sabemos lo que pasó: Por ahora”, agregó.

El presidente de la República realizó este jueves, un conversatorio con parte de su gabinete de gobierno, con quien reflexionó sobre diversos hechos y sucesos que destacaron antes y después de la constitución de su mandato, entre ellos, El Caracazo, el 4 de febrero de 1992 y el golpe de Estado del 11 abril de 2002.

Esta es una revolución democrática inédita

Recordó los momentos previos al golpe de Estado perpetrado por la derecha venezolana en abril de 2002, con lo que rememoró que el Gobierno Bolivariano inició una revolución democrática inédita.

Expresó que, “a pesar de esa política económica muy moderada, alguien pudiera decir con razón, conservadora en lo económico, iniciamos una revolución democrática inédita”.

“En ese momento no nos planteábamos el socialismo como camino ni hablábamos de imperialismo”, expresó.

Chávez destacó que en el mundo el proceso que actualmente vive Venezuela, con el Gobierno Bolivariano, es considerado “la última revolución del siglo XX, cuando se pensaba que el mundo estaba congelándose”.

El Presidente remeró que en el año 2000 los gobiernos imperialistas le aconsejaban alejar a Venezuela de Cuba. “Aquí vino aquel presidente español (José María Aznar) de la extrema derecha y recuerdo que me dijo: ‘Chávez, te traigo un mensaje. Tú tienes que unirte a nosotros, Estados Unidos, Europa. Tienes que alejarte de Fidel (Castro), eso no te conviene. Venezuela es un país muy rico”.

Asimismo, comentó que, a inicios de su gestión, asistió a diferentes encuentros que se realizaron en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en el Banco Mundial, donde imperaba la propuesta de seguir imponiendo políticas neoliberales en Venezuela.

Por otro lado, el mandatario nacional resaltó que en el año 2000 realizó una gira por los países de la OPEP y que Estados Unidos “pretendía impedir que visitáramos Bagdad (Irak), hicimos la cumbre de la OPEP, después de 25 años sin cumbre. Eso fue una señal de mucho impacto y de ahí empezó a levantarse el precio del petróleo”.

Alertas ante desespero de la oposición

Por otra parte, Chávez instó al pueblo venezolano a mantenerse alerta, frente al desespero de la oposición venezolana por las elecciones presidenciales de octubre próximo.

“¡Alerta, alerta, alerta! El pueblo unido, el Partido Socialista Unido, los partidos que apoyan a la revolución, el Gran Polo Patriótico, La Fuerza Armada unida”, dijo en cadena nacional de radio y televisión.

Comentó que es momento de que la revolución fortalezca su unidad con discusiones y diferencias internas, pues “la revolución sigue marcando su pauta del esfuerzo que trasciende las fronteras del país para darle forma a un mundo nuevo”.

Expresó a la derecha venezolana, al imperialismo “y a los que andan tratando de armar un plan violento de desestabilización que ésta no es una revolución desarmada, una vez más se los digo”.

Agregó que las fuerzas bolivariana, revolucionarias y patrióticas “están elevadas a la enésima potencia, si la comparamos con la situación que vivíamos hace 10 años atrás”.

“No se vayan a estrellar de nuevo”, advirtió el jefe de Estado a la derecha venezolana, recordando el golpe de Estado que perpetraron en abril de 2002.

“No se les ocurra de nuevo, es un consejo que yo les doy. De todos modos, por si ellos se equivocaran, nosotros no nos vamos a equivocar ¡Alerta!”, reiteró.

En este sentido, el mandatario nacional hizo un llamado al pueblo revolucionario a prepararse para las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012.

“Preparémonos para esta batalla política, que la sabemos dar. Afinemos la puntería, afinemos la eficacia, la eficiencia, pero pendientes de nuestros adversarios porque no nos estamos enfrentando solo a los majunches de aquí, no, es el imperio que está allí. No nos descuidemos ni un instante para garantizar la paz en Venezuela”, resaltó.

Conmemoración del golpe de 2002

El Presidente recordó que este jueves y viernes se estarán realizando actividades en el país a propósito de la conmemoración de los 10 años de la acción golpista de la derecha venezolana.

“No sólo es recordar, se trata de seguir fortaleciendo la conciencia y el papel que cada uno de nosotros tenemos que seguir jugando para consolidar la independencia nacional, y por ese camino, construir la Venezuela realmente democrática, la Venezuela socialista”, resaltó.

Chávez rindió una vez más honores al pueblo venezolano que participó en defensa de la Revolución Bolivariana en 2002.

“Yo, humilde soldado, porque es lo que soy (siento) un humilde orgullo ¡Qué suerte he tenido!: Secuestrado, casi asesinado y la masa del pueblo y los soldados. Ya hubiera querido yo no para mí esa suerte, para Bolívar, nuestro padre cuando lo echaron y se quedó sin pueblo, y se quedó sin soldados. Y lanzó aquella frase terrible en aquella carta a Rafael Urdaneta: ¿Qué puede hacer un pobre hombre contra el mundo?”, agregó.

El jefe de Estado recordó el 11 de abril de 2002 y los días posteriores, en compañía del vicepresidente de la República, Elías Jaua; el ministro de la Defensa, Henry Rangel Silva; el gobernador de Barinas, Adán Chávez; la ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela; el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, entre otras personalidades.

A las 10:29 de la noche del miércoles llegó al Aeropuerto de Maiquetía, el Presidente. “Estamos llegando aquí a Miraflores y tenemos aquí una tertulia de amigos”, comentó Chávez, desde el Palacio de Miraflores, una hora después de llegar de La Habana, Cuba, donde se sometió a un tratamiento médico.

“Ahí vamos en la batalla, avanzando con mucha fe”, comentó Chávez, sobre su tercer ciclo de radioterapia que culminó el miércoles en La Habana.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.