Noticias

14.may.2012 / 09:41 pm / Haga un comentario

SEGURAMENTE QUE SI… Me desperté de pronto en la madrugada, motivado por unas cortas líneas de Juan Carlos Monedero hacía  el presidente Hugo Chávez y pensé porque no escribirle algo a Hugo Chávez,  quizá cuantos otros como yo también lo habrán pensado al ver llorar al Presidente. SEGURAMENTE QUE SI, más de siete millones de venezolanos y otros millones en otras latitudes.

 El día que Chávez dejó correr sus lágrimas antes de viajar a Cuba para continuar su gran batalla por la vida, la esperanza y la solidaridad hacia sus compatriotas, corrieron muchas lágrimas en esta Venezuela cambiante, combatiente y digna. Han sido tantos los momentos que habrá querido llorar el presidente junto a los hombres y mujeres de la calle, esos mismos angelitos negros de Andrés Eloy que van comiendo mango por las barriadas del pueblo,  junto al dolor de otros a quienes no ha podido alcanzar a enjugar sus lágrimas, porque están lejos, por falta de tiempo, porque su afecto amoroso ha querido hacérselo llegar a tantos pobres, a tantas almas buenas que lo aman. Pero, los humanos fallan, la burocracia acentuada en los caminos que conducen a la redención,  obstaculizan, se desentienden y se olvidan. Es ese olvido peligroso que a veces  destruye y mata la savia de la vida, que es la fe en el amor, de ese amor del cual se alimenta esta revolución inédita, más Venezolana que sus propias fértiles tierras y su radiante sol.

Es cierto que tratar de enderezar los entuertos y el rumbo que traía nuestro país, adaptado a los intereses de grupos poderosos, tanto internos como externos, es una tarea colectiva. SEGURAMENTE QUE SI tendremos fuerza  frente a las empresas manipuladoras de: la conciencia, de la cultura, de la cotidianidad, de esa cotidianidad que nos quieren cambiar a diario. Toda esta realidad reforzada a través de los medios de comunicación que representan todo el engendro de una superestructura armada para cohabitar en nuestros hogares y en nuestras escuelas defendiendo de una manera despiadada  los intereses absurdos de unos pocos en desmedro y detrimento de los muchos.

Adelantarse amigo Presidente a los vaivenes del mundo globalizado para defender los intereses soberanos de la república, sacrificar sus días, noches, ratos libres, la familia  y la salud, son razones lógicas para que un Pueblo agradecido, le brinde sus oraciones, su respaldo y su confianza. En su lucha incansable contra las tormentas de odio, de la sin razón  y de traiciones de todo tipo, lo acompañará su Pueblo enamorado SEGURAMENTE QUE SI, porque ese Pueblo descamisado y sabio es la más gigantesca y clara fortaleza que líder alguno pueda tener hoy en día en nuestro planeta. Planeta descompuesto  por la hipocresía de los más fuertes sobre los más débiles.

Somos muchos los compatriotas que nos angustiamos al observar a  venezolanos nacidos en esta misma patria, que socavan el espíritu noble de esta revolución inspirada en los más hermosos sentimientos patrios, en nuestra historia libertaria, en la solidaridad y en el racional antiimperialismo por sobre todas las cosas. Es cierto. Hay Venezolanos quienes su vida la han construido y armado para forcejear contra lo humano y empujar hacia el precipicio a cualquiera que se atreva a tocar sus intereses, sus únicas metas, depredar nuestros recursos, llenarse los bolsillos de una manera tan grotesca que pareciera que estuvieran rogándole a los dioses para que este proceso revolucionario finalizara lo más pronto posible y así poder disfrutar de sus nuevas riquezas, con una sola preocupación: donde, cuándo y cómo podrán gastar tanto dinero  mal habido.

Hay que inventar la manera de controlar, vigilar, señalar, expulsar y castigar a estos personajes que han dañado y siguen  lastimando los principios y las inspiraciones con las que han soñado  los venezolanos de buena voluntad.

No me cansaré  de implorarle al destino la necesaria construcción de un Tribunal Popular de la ética, la moral, la conciencia, del sentido común y racional, del buen vivir, el buen ser y el buen sentir. Un grupo de hombres y mujeres a toda prueba, preparados para las grandes confrontaciones contra el egoísmo y los enemigos de la Patria, como aquellos  corruptos,  algunos infiltrados en el proceso socialista y otros muchos  fuera de él. Solamente así podremos  salvar este hermoso descubrimiento del presidente Chávez, que es la perfectibilidad de la democracia: EL SOCIALISMO A LA VENEZOLANA.

Esos que urgidos medran,  registran y sustraen nuestras riquezas, son los mismos que desean la muerte de Chávez.  Es la hora de definir los caminos, los que queremos  Patria seguiremos con la verdad, los que se aferran  a sus mentiras seguirán insistiendo en acabar con nuestro Presidente.

Hermano Presidente: es su VALENTIA, cuando defiende a los descalzos y huérfanos de la tierra y enfrenta a los poderes que arrasan y alienan la moral de la sociedad, la que le brindará toda la fortaleza a su vida para continuar esta tarea titánica de construir un mundo mejor, donde todos seamos respetados, con la dignidad como arma de lucha, SEGURAMENTE QUE SI  PRESIDENTE….Así será…

                                                                                                        Enrique Rodríguez Mota

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.