4.ago.2017 / 02:52 pm / Haga un comentario

 

 

Wh_pv_BermudezLia_Artista_16_EP_191015

 

Prensa Secretaría de Cultura María Luisa González/Fotos: Archivo Web

No nació en estas tierras, pero desde 1947 la intensidad de nuestro Sol la atrapó y nunca más pudo zafarse de este no sé qué de la cuna de Urdaneta, donde cientos echan raíces y se hacen zulianos de corazón y convicción.

Carmen Rosalía González, conocida por todos como Lía Bermúdez es un ejemplo de ello. Caraqueña que vio la luz el 5 de agosto de 1930 ha estado con nosotros desde hace seis décadas. Ha vivido la transformación y evolución de nuestra amada capital que ha sido inspiración, musa y escenario para plasmar su majestuosa obra artística, además, Maracaibo da testimonio del trabajo sostenido e inquebrantable de una mujer para quien las artes son la excusa para expresar la vida.

Desde joven supo cuál era su pasión. Y comienza a prepararse. Estudia en la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas de Caracas entre 1944 y 1946. Llega a Maracaibo -un año más tarde- y continúa su formación  en la Escuela de Artes Plásticas “Julio Árraga”, de la mano del profesor  Jesús Soto, con quien trabajó en sus primeros tiempos.

Lía Bermúdez se desempeñó –además- como profesora de Diseño Básico en la Facultad de Arquitectura de La Universidad del Zulia y como profesora de Comunicación Gráfica en la Escuela de Comunicación Social de la misma Universidad (1961 – 1980). Su vocación como promotora cultural, la lleva a desempeñar cargos como el de directora del Instituto Zuliano de la Cultura “Andrés Eloy Blanco” (1979 – 1980) y como Secretaria de Cultura del Estado Zulia (1981 – 1982) así como directora de la Fundación del Centro de Arte de Maracaibo, donde funciona el museo que lleva su nombre y cargo que desempeña actualmente.

La obra artística de Lía Bermúdez comienza con pinturas figurativas. Las tendencias del neoplasticismo y el constructivismo arropan su trabajo abstracto y en tres dimensiones. En el caso de la escultura sus materiales fundamentales son  el hierro y el cobre. En los 60 su trabajo se identifica por el informalismo. Utiliza materiales chatarra, cabillas, alambres, clavos, láminas de metal, con los cuales elabora obras a relieve y esculturas. Pero dos décadas después, experimenta con lona, hierro y fibra de vidrio.

En los años noventa, la escultora da continuidad a la línea de trabajo desarrollada en la década precedente, manteniendo su idea de combinar planos en el espacio, construidos con estructuras de hierro y cubiertos con resinas plásticas de colores.

 

Los años siguientes son tiempos de trabajo, de exposiciones y reconocimientos. Se consolida –además- una estructura que por sí misma está repleta de amor por la cultura: el Centro de Arte de Maracaibo que lleva su nombre. Ahí, anclado en el corazón de la ciudad-puerto. Frente al Lago que da vida a una urbe siempre vanguardista y en constante transformación.

Cuando Lía Bermúdez celebra 87 años de una vida llena de arte y de amor por la cultura, no podemos más que agradecer el regalo que ha sido para el Zulia y los zulianos tenerla y ser parte de nosotros.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.