Noticias

20.may.2013 / 10:22 am / Haga un comentario

Articulo de Opinión del Dr. Roberto Jimenez Maggiolo

AMARGADA, INCULTA I SIN PRINCIPIOS ÉTICOS

Roberto Jiménez Maggiolo

“El odio es una tendencia a aprovechar

todas las ocasiones  para perjudicar

a los demás”

Plutarco

“No hay odio más peligroso que el

producido por la vergüenza de un

beneficio sin recompensar”

Séneca

Cuando observamos a una persona que, posiblemente cuando tenía menos décadas encima, era bonita i malcriada, pero tiene el prurito de seguir siendo una consentida, bien por ser rica i haber disfrutados muchos beneficios, la mayoría ilegales en los gobiernos sumisos al Imperio, durante la cuarta República, pero con un carácter violento en el fondo de su apariencia todavía de dama que no conquistó la gordura, aunque insoportable cuando toma decisiones irracionales que acabaron con su matrimonio, pues me dicen es divorciada, i en su comportamiento ciudadano o de fanática en la política extrema, se hermana al fascismo i la mantiene alejada de su pueblo, al que considera una clase de tierrúos inferior a ella. Es una persona que disfrutó muchos años de recibir ayuda económica de los Estados Unidos en la asociación SÚMATE, que no era otra cosa que un centro de conspiración, donde aspiraba vender la patria, ser una ficha del capitalismo, i  en el paso por la universidad, la UCAB, obtuvo el título de una profesión de la que no sabemos si ha ejercido alguna vez, con un postgrado en Yale (USA) pero tampoco sabemos ni tenemos ejemplos que, en una universidad católica le enseñaran moralidad i por lo menos en Yale, principios éticos. Su afán es llamar la atención como esa artista que se llama Diosa o la escuálida i ya envejecida María Conchita, hablando estupideces de la tierra en la que se formó, mientras que su escuálido hermano en la granja que alojó sicarios, conspiró para asesinar al presidente Chávez; las otras credenciales de la Maricori, es haber conversado durante casi una hora con el presidente Bush en el Salón Oval de la casa Blanca (le enseñó las rodillitas, pero no hubo oferta) hablando mal de su Venezuela, i la de haber sido candidata a la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, entre los gaznápiros que se presentaron en la mesa de la MUD, para hacer las Primarias. Sin embargo allí no hubo elecciones, porque el Departamento de Estado impuso a Capriles “Suapara” Radonsky, por ser el más loco, irresponsable i manejable. Por eso quemaron las actas del supuesto sufragio, i esta damisela violenta i llena de odio, dio su parte en el espectáculo que presentó la oposición en la reciente asamblea. Como dice con su superior humor mi tocayo Roberto Malaver, los diputados de derecha fueron a una fiesta de carajitos i no poder decir que fueron los agredidos, porque el zaperoco lo formaron ellos con testimonio en videos, encabezados por el cejúo Julio Borges i el energúmeno i bruto de Ismael García, con dos madrinas, una que gritaba como histérica con un nebulizador en la mano, i Maricori dando instrucciones i dispendsndo ánimo a sus pandilleros que, hasta casco de motociclista llevó Marquina, indicando las intenciones que llevaban al protestar. Leer el escrito de Malaver es para divertirse como en un circo de payasos para los niños. ¿Puede, entonces, una diputada que convalida todas estas cosas, completar su mui lamentable imagen de diputada i de mujer, gritar: ¡Maldito, maldito, maldito…Chávez es un maldito, Chávez ya se murió y está ya podrido!

Los venezolanos todos, pueblo i hasta los que se creen ser distintos ha recibido la ofensa. ¿Es este el lenguaje, el léxico florido de una diputada, de una clase oligárquica, de una universitaria i de una madre, creo que de tres niñas? ¿Qué resentimientos o reconcomios tan bajos, tiene una mujer que se imagina fina i respetable? ¿Es que tú no te vas a morir i tus seres queridos igual i también te vas a podrir? ¿O no? ¿Con qué autoridad moral puedes exigir que te respeten? Hasta entre malandros, choros, i prostitutas, he visto que no solamente sufren por los suyos, sino hasta por simples conocidos. Deberías leer, no solamente los libros científicos de la doctora Kübler Ros, sino sus textos literarios, para que te convenzas de qué clase de persona tan baja eres. Lo que si estoi seguro es que al morirte (¿O no te vas a morir, ni sabes cuándo?)  te llorarán tu hijas i familiares, i te enterraran no un panteón o sitio especial, sino en un cementerio  común; ni te conocerán o recordarán en el resto del mundo, ni dejas la más mínima obra que comentar. Si el presidente Chávez que ya murió i entró por la puerta grande de la Historia, no te merece respeto, ni después de muerto, ni lo merece su familia i todos los que nos sentimos Chávez i lo lloramos ¿Pretendes, acaso que tengamos el mínimo respeto por ti?

¡Cómo te duele el dinero i la pérdida de los privilegio de otros tiempos!

¡Tu nombre debe ser María Corina Machado, la vende patria maldiciente, inculta i amargada!  ¡Ah, olvidaba, la que no se va a podrir!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.